sábado , marzo 23 2019
INICIO / VIRALES / Viajaba con su bebé enferma y un desconocido le dio su asiento en primera clase. Aún queda humanidad

Viajaba con su bebé enferma y un desconocido le dio su asiento en primera clase. Aún queda humanidad

Para cualquier madre o padre, viajar con un bebé no es para nada fácil. Los niños son inquietos y se sienten incómodos estando tanto tiempo sentados… además, como se aburren fácilmente, pueden estresarse y terminar llorando.

Aunque es peor aún cuando los pequeños están enfermos…

Bien lo sabe esta mujer llamada Kelsey Zwick, que debe viajar regularmente desde Orlando a Filadelfia para tratar la enfermedad pulmonar que afecta a su hija de 11 meses, Lucy.

Facebook @kraezwick

Si bien la pequeña es bastante tranquila, los viajes son complicados, pues su madre debe llevar una carriola, bolsas de pañales y una máquina de oxígeno para la pequeña, pues nació prematura y debe recibir oxígeno durante las noches y mientras vuela.

Así que ambas, muy cargadas, se embarcaron en el vuelo de American Airlines y comenzaron a acomodarse rápidamente en la parte trasera del avión. Sin embargo, una azafata se acercó a la madre y le dijo que un hombre quería cambiar su asiento en primera clase por el asiento de ella para que estuviera más cómoda con la bebé.

Inside Edition

“¡No pudiendo contener las lágrimas, lloré por el pasillo mientras mi hija Lucy se reía! Lo sintió en sus huesos también… real, puro, bondadoso“, publicó Zwick en Facebook.

El acto amable y desinteresado de este hombre hizo que Kelsey recordara que aún existen personas bondadosas en el mundo y quiso agradecer al pasajero “AA588 del asiento 2D” por su generosidad… pero como nunca supo el nombre del desconocido, le pidió a los usuarios de redes sociales que compartieran su publicación para poder identificar al sujeto.

Y rápidamente la historia se viralizó, llegando a más de 456 mil compartidos y más de 712 mil reacciones.

Así, American Airlines se contactó con el pasajero llamado Jason Kunselman.

Inside Edition

Resulta que el hombre era un ingeniero industrial de Pensilvania que solía tener viajes de negocios, y en cuanto vio a la madre y a su bebé a la espera para abordar su mismo vuelo a Filadelfia, supo que debía intervenir para que tuvieran un mejor viaje. Entonces, le preguntó a una azafata si pensaba que ellas estarían más cómodas en su asiento de primera clase.

Por el momento, Kunselman y Zwick han intercambiado un par de mensajes privados de agradecimiento, mientras las redes sociales de la mujer se han llenado de comentarios que aplauden la actitud del sujeto.

¡De seguro es una gran anécdota para contarle a la pequeña Lucy cuando crezca!

Mira también

Mujer creó buzones de despensa para los más necesitados. Pueden sacar lo que quieran y cuándo quieran

Los buzones de libros son una iniciativa que está presente en distintas partes del mundo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.