martes , noviembre 13 2018
INICIO / VIRALES / Su mandíbula era tan prominente que ni comía y odiaba fotos. Increíble cirugía le dio cara de modelo

Su mandíbula era tan prominente que ni comía y odiaba fotos. Increíble cirugía le dio cara de modelo

Cuando era apenas una niña, Sophie Rose notó que su rostro tenía algo diferente: percibió que su mentón estaba hacia adelante. Pero ni ella ni nadie hicieron nada al respecto, pues todavía no era tan grande el problema y, además, ella no se podía someter a una cirugía por tener apenas 11 años.

Sin embargo, los años pasaron junto al avance de esta complicación. El problema llegó al punto que la joven ya ni podía comer, al mismo tiempo que cultivó un rechazo hacia las fotografías. Y cuando se sacaba ella misma una foto, la editaba para que su mandíbula no se viera como en la vida real.

Pero eso no era nada que una cirugía no pudiese revertir. Y vaya que lo revirtió…

Mercury Press & Media

Según relató la joven de 22 años al diario Daily Mirror, la distancia entre su mandíbula inferior y superior llegó a ser de 12 milímetros y eso, sumado a un necesario uso de frenillos, le suscitó terribles problemas.

“Cuando crecí, la mandíbula quedó mucho peor y fui cada vez más consciente de eso. Eres muy consciente de tus fallas cuando eres una chica joven, pero esto empeoró todo”, expresó Rose, quien también dijo que “fue un gran problema para mí. Además, desarrollé un ceceo y, después de meses con frenillos, comencé a tener dificultades para comer“.

 

Mercury Press & Media

“Mi confianza estaba tan baja… Yo intentaba evitar fotos y, si alguna vez me tomaba una selfie, editaba mi mandíbula para que el problema se notara menos“, recuerda, y también dice: “Yo me sentía muy avergonzada al hacer eso“.

 

Mercury Press & Media

“Todos mis amigos solían decirme que me veía bien y que mi mandíbula sólo era una parte de mí, pero no era por un tema de cómo los demás me percibían. Yo me sentía mal conmigo misma y eso era un gran problema”, expresó la joven.

 

Mercury Press & Media

Por lo tanto, después de años aguantando la presión emocional de su apariencia, a sus 22 años Sophie Rose decidió someterse a una cirugía que usó tornillos y placas metálicas para alinear su mandíbula con el extremo superior de su boca y colocarle otros frenillos, que retiró seis meses después.

“Minutos antes de entrar a la sala de cirugía, recuerdo que lloré mucho. Fue una operación de siete horas en mi cara, por lo que fue aterrador”, cuenta.

“Y, apenas desperté de la operación, pude ver el cambio. Cuando me levanté tuve una hidroterapia, para bajar la hinchazón.”

Mercury Press & Media

“Lloré cuando desperté porque estaba muy emocionada. Finalmente tuve la operación… Recuerdo cuando desperté y sentí mis dientes tocándose por primera vez. Se sintió muy extraño”, relató.

 

Mercury Press & Media

Y así es como se ve hoy, después del procedimiento que, según ella, “me retornó la sonrisa”.

¡Se ve realmente hermosa!

Mira también

En China un androide es el nuevo rostro de noticiario. La inteligencia artificial lo hizo posible

Si se mantienen informados de los avances de la tecnología, sabrán que cada día estamos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.