martes , diciembre 18 2018
INICIO / VIRALES / Se la quitaron a su dueña por “mala” y la enviaron a un refugio. Tras 4 años, recupera su libertad

Se la quitaron a su dueña por “mala” y la enviaron a un refugio. Tras 4 años, recupera su libertad

En enero de 2013, Glorianne Lagnese adoptó a Rose de sus amigos después de que la sacaron de un refugio en Connecticut, Estados Unidos. “Estaban preocupados de que se deshicieran de ella debido a la falta de entrenamiento y porque es una perra negra”, dijo Lagnese a The Dodo, ya que a los perros negros les cuesta más ser adoptados.

“Así que la sacaron, esperando poder hacer que funcionara con sus otros perros. Pero fue mucho, y me pidieron que cuidara de ella. La tuvimos en nuestra casa por un tiempo, luego unas pocas noches. Ella encajó muy bien así que nos preguntaron si queríamos quedárnosla, siguió Glorianne con su relato.

Pero el problema de Rose era el miedo. Según Glorianne es un “buen perro”, que se lleva bien con otros animales y niños pequeños, pero está asustada. “Ella no tenía confianza en sí misma. A veces oía un ruido en la casa y se escapaba y se escondía “, dijo.

Glorianne Lagnese

Después de un entrenamiento, Rose progresó lento pero seguro. Sin embargo, un año después ocurrió algo realmente inesperado.

En abril de 2014, un desconocido irrumpió en la casa de Lagnese y soltó a todos sus perros. Cuando los vecinos intentaron atraparlos, Rose se asustó y mordió a dos personas. No hubo heridos graves, pero los vecinos llamaron a la policía y a los oficiales de control de animales, quienes informaron a Glorianne que Rose necesitaba volver al refugio para una retención de 10 días. Resignada, Glorianne la entregó.

Pasó el tiempo estipulado y Rose no fue liberada, de hecho le dijeron que debía ser sacrificada por ser un “perro vicioso”.

La terrible noticia tomó por sorpresa a Glorianne, quien enfureció y junto al abogado Thom Page comenzaron una lucha para salvar a su amiga. El caso se complicó y cada vez se tornaba peor. Finalmente se transfirió a los tribunales federales.

“Ella es una perra dulce, y no veo por qué deberían matarla porque mordió a alguien. Decidí que quería luchar por ella, y eso es lo que hicimos”, dijo Glorianne.

Mientras tanto, Rose estaba sufriendo en el refugio. Pasaba todo el día y toda la noche encerrada en su perrera sin una cama blanda ni juguetes. Tampoco recibió atención médica, según Page. Para consolarse, Rose tomaba su tazón de comida de metal y lo sostenía en su hocico.

Justice for Rose



Cuando Lagnese y su esposo intentaron visitar a Rose, el personal solo les permitió verla en su jaula desde detrás de una cerca. “Todo lo que pudimos hacer fue hablar con ella desde la distancia y fue muy duro para nosotros y para ella. No entendía por qué nos íbamos y por qué nunca podría acariciarla, acercarme o darle un regalo. Fue horrible”, contó Lagnese. Y siguió pasando el tiempo en esas condiciones.

Hasta que cuatro años y medio más tarde desde su captura, liberaron a Rose.

Pero para negociar la libertad de Rose, su dueña tuvo que renunciar a su querida compañera. Leslie Rich, amiga de Glorianne y parte de la fundación Furry Friends Foster and Rescue, le aseguró que se haría cargo de ella. El abogado a cargo también organizó que la perrita fuera cuidada por el entrenador profesional de perros Allen Szykula.

“No puedo creer que finalmente haya salido. Acaban cuatro años y ocho meses de tortura”, dijo Glorianne.

Rose tiene alrededor de 7 años ahora, y se está adaptando notablemente bien a su nueva vida. “Pensé que iba a estar muy, muy asustada de todo, que no quería acercarse a su entrenador ni nada por un tiempo, pero eso no fue lo que pasó”, relató Glorianne. Se está recuperando como nadie pensó que lo haría.

Aún tiene muchos meses de entrenamiento y rehabilitación por delante, a la espera de que la adopten. Glorianne quiere asegurarse de que encuentre el mejor hogar posible.

Allen Szykula


“Quiero un hogar que la lleve a pasear, la ame, le dé golosinas y la deje dormir en la cama … y que sea un perro, porque eso es lo que debería haber tenido todo el tiempo”, dijo.

Mira también

Gatito quedó atrapado en el motor de un coche. No puede parar de ronronear cuando su ama lo salva

Cuando el frío es demasiado crudo, los gatitos callejeros tienden a esconderse donde sea que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.