sábado , octubre 20 2018
INICIO / DEPORTES / Por Dios No hagan bostezar a Leo Messi

Por Dios No hagan bostezar a Leo Messi

Si usted, estimado lector, es futbolista y ha planeado enfrentarse a Leo Messi un día de estos, ahí va un pequeño consejo, si lo permite: bajo ningún concepto le haga bostezar. Sus suspiros, sobre todo si está sentado en el banquillo, son escalofríos en el bando rival. Y luego, lamentos. La primera derrota azulgrana en la Liga parecía una realidad hasta el minuto 57, cuando el astro dejó de taparse la boca para desencajar mandíbulas. Así pues, el Barcelona suma 37 partidos inmaculado entre el pasado campeonato (7) y el actual (30), y está a uno de igualar el récord de la Real Sociedad en la temporada 1979-80.

El Barça se enfrió sin el calor de esa colcha que es el astro, pero con él pasó de la respiración a la hiperventilación tras su entrada en el tablero verde del Sánchez Pizjuán. Se acabaron los temblores. Convirtió en la frenética Trainspotting una película que parecía El séptimo sello, por aquello de jugar al ajedrez con la muerte. Lo dicho, no hay que provocar su aburrimiento. Y eso que actuó sin temor a que esa pequeña molestia que arrastra se convirtiera en una grandioso incordio. En una lesión desmesurada. Toda protección es poca, pero si alguien no quiere sumar derrotas, es él. Lástima que el equipo estuviera previamente perdido sin su localizador. Hasta su acceso, aquello era como buscar a un amigo en mitad de una ola de gente bailando sin mesura durante un festival de música veraniego. Sin embargo, en 31 minutos, desde que pisó la hierba hasta que consiguió la igualada a dos, el Barcelona encontró el oremus.

Su víctima favorita

«Esto es mérito de Leo, de lo que sigue demostrando a día de hoy, y del trabajo del equipo, que no bajó los brazos», aplaudió Luis Suárez, autor de la primera diana. Bien sabe que sus 27 latigazos este curso, 22 en el campeonato, no tienen nada que ver con los 36 (27 en la Liga) de su vecino y colega. Es más, ya suma siete partidos seguidos marcando, en los que ha celebrado nueve dianas. La Pulga festejó la trigésima ante su víctima favorita, el Sevilla, que pasó de poder golear a acabar con un empate.

Ahora bien, todo estaba planeado. Ernesto Valverde trazó con ingenio esa estratagema que acabó con su llave maestra abriendo todas las cerraduras. «La idea era que jugara durante el partido. Lleva dos semanas en las que no ha competido, por precaución no ha empezado pero pensamos que va a estar bien el miércoles ante la Roma», argumentó. «Todo el equipo confía en él, ojalá se recupere bien y no sufra ninguna molestia. Con él en el campo todo sale mejor», resumió de forma certera Ivan Rakitic.

«Si tienes a Messi y no juega, tiene mucha importancia. Es un jugador decisivo cada vez que toca la pelota. Hemos sufrido mucho, pero hemos arriesgado mucho también. Y Leo ha sido decisivo al final», sentenció el preparador, fiel creyente de la cautela: «No vemos la Liga ganada, ni mucho menos. Hemos tenido fe como fuera en empujar, buscando el gol que nos metiera en el partido».

Mal Umtiti tras su renovación

«Los partidos en la Liga son así. Demostramos mucho orgullo, estamos bien anímicamente, es una demostración de que el equipo en ese sentido está fuerte. Lo importante es que pudimos empatar al menos y estar ahí arriba», recalcó Luis Suárez, quien apareció cuando debía hacerlo, aunque algún compañero desapareció inexplicablemente.

Porque quien más desubicado estuvo en el Sánchez Pizjuán era Samuel Umtiti. Ya es mala suerte. Justo cuando su justísima renovación y su incremento salarial se debate en las entrañas del Camp Nou, firmó uno de sus peores partidos como azulgrana. Aunque tampoco debería sacar demasiado pecho Paulinho tras el desastre que tuvo que enmendar el argentino.

Steve Jobs, David Bowie, Francisco de Goya, Luis Buñuel, Stanley Kubrick, Leonard Cohen, Charles Chaplin… Leo Messi. Genios capaces de crear arte con su ingenio. Como hace el argentino, capaz de aniquilar la desidia con un simple chasquido de dedos. (http://www.elmundo.es/deportes/)

 

Mira también

La bestia negra de Pep Guardiola, Jurgen Klopp, lo derrotó una vez más y los Reds se acercan a semis

  No hay caso. Guardiola no puede contra el alemán Jurgen Klopp. Un entrenador, que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.