domingo , febrero 17 2019
INICIO / VIRALES / La llevó a comer como siempre. Ahí se enteró que el dinero que pedía lo gastaba en aprender a leer

La llevó a comer como siempre. Ahí se enteró que el dinero que pedía lo gastaba en aprender a leer

Recientemente  en la página de Facebook Love What Matters se compartió una historia muy inspiradora. Su protagonista Greg Smith cuenta cómo conoció y entabló una amistad con una mujer sin hogar que vivía en las calles del centro de Orlando, EE.UU. Su nombre era Amy Joe y siempre veía pasar a Smith por la calle vestido de traje. Pero a diferencia de todas las personas en situación de calle del lugar, ella jamás le pidió dinero sino que lo saludaba cordialmente y le deseaba un buen día.

Un día Smith agradecido por la actitud de la mujer decidió llevarla a almorzar. Ahí se dio cuenta de un detalle que le rompió el corazón acerca de su nueva amiga. Aunque esto  también le motivó a realizar un gesto muy inspirador. Esta es su historia:

“Conozcan a ‘Amy Joe’. Por las últimas semanas, cada martes, Amy Joe y yo nos vemos en la esquina de calle Pine y la avenida S. Orange en el centro de Orlando (trabajo en el centro y me estoy siempre moviendo alrededor de la ciudad). Cada día por cerca de una semana vi a Amy Joe en esta esquina y nunca me pidió dinero… simplemente decía “Buenos días señor, tenga un buen día. Qué Dios le bendiga!!”, luego sonreía. Uso traje para ir a trabajar todos los días así que me piden dinero bastante seguido en el centro… pero nunca Amy Joe. Cada martes Amy Joe y yo ahora almorzamos juntos. Por cerca de 30 minutos a 1 hora escucho cuán positiva es a pesar de que realmente no tiene nada. La semana pasada Amy Joe me contó una bomba… no sabía leer. Ella no fuma, no bebe, no tienen ninguna adicción a drogas o algo de esa naturaleza. Simplemente ella nunca tuvo a nadie que le enseñara a leer. Me contó lo difícil que era para ella encontrar trabajo sin ser capaz de leer. Me dijo que todo el dinero que conseguía lo usaba para sacar libros de la biblioteca que la ayudaban con la lectura en vez de comprar comida. Esto me quebró!!! Ella prefería aprender a leer para quizás encontrar un trabajo que comer!!!

Yo fui bendecido con dos padres increíbles y una familia que siempre tuvo los recursos para proveerme con todo lo que quise. Amy Joe no. Así que ahora Amy Joe y yo no sólo nos sentamos a almorzar, le estoy enseñando a leer. Arriendo un libro de la librería a la semana, lo leemos juntos los martes y ella practica por su cuenta por el resto de la semana.

Esta publicación no busca que nadie sienta pena por Amy Joe o alardear por hacer algo por alguien menos afortunado. Quiero compartir esto porque quizás pueda llevar a que alguien ayude a otra persona. Hay muchas personas allá afuera como Amy Joe, no todos están hambrientos, sin hogar o heridos. Algunos podrían ser tus familiares o amigos. Ayudar a alguien puede ser tan fácil como saludar y sonreír. Yo he sido afortunado con mis finanzas por lo que puedo hacerme cargo de Amy Joe, así que eso voy a hacer…”

¿Tienes algún ‘Amy Joe’ a quién puedas ayudar? Cuéntanos tu historia y sigamos haciendo de este un mundo mejor.

Mira también

Creó utensilios de aguacate que se degradan en 240 días. La guerra al plástico ya está declarada

La guerra al plástico ya es un hecho. Últimamente existe una tendencia mundial por eliminar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.