miércoles , octubre 17 2018
INICIO / VIRALES / Gran empresa pagará US$289 millones a jardinero con cáncer terminal ocasionado por sus productos

Gran empresa pagará US$289 millones a jardinero con cáncer terminal ocasionado por sus productos

La primera vez que Dewayne Johnson notó que algo estaba mal, fue por un sarpullido que apareció en su cuerpo a los 42 años. De a poco esta situación fue creciendo, hasta que llegó a un punto en que, a veces, podía llegar a afectarle el 80% de su cuerpo.

Según él mismo, el problema comenzó gracias a una trabajo de jardinero que tuvo en 2012, en las escuelas de Benicia, al norte de la ciudad de San Francisco. Ahí, tuvo que aplicar dos herbicidas desarrollados por la compañía Monsanto: el Roundup y Ranger Pro, unas 30 veces al año, lo que vendría a ser, aproximadamente, cada 12 días.

En 2014 llegaría la confirmación: Un doctor le diagnosticó un linfoma no Hodgkin, un tipo de cáncer muy específico que aparece en los linfocitos del afectado. Es por esto que desde el 2015, Johnson y sus abogados trabajaron en una demanda contra Monsanto, camino que terminó el pasado viernes, cuando una jueza de San Francisco falló en favor de Dewayne.

AP

¿El glisfosato produce cáncer?

Monsanto deberá pagarle a Johnson $39 millones de dólares en compensación y $250 millones de dólares por daños. La esposa de Dewayne fue muy importante en esta victoria, en especial por su testimonio donde dijo que había tenido que conseguir dos trabajaos, en los que gastaba 14 horas al día para poder costear las deudas médicas de su marido.

La demanda que Johnson presentó se basaba en los resultados de un estudio de 2015 de la Agencia Internacional de Investigación contra el Cáncer, que a su vez forma parte de la organización Mundial de la Salud (OMS). En él, se clasificó al herbicida Roundup, cuyo ingrediente principal es el glifosato, como un producto potencialmente cancerígeno.

AP

El juicio a su vez, tuvo que acelerarse, ya que el doctor de Johnson aseguró que era muy poco probable que su cliente fuera a vivir más allá del año 2020. La duración final terminó siendo de cuatro semanas, dónde se escucharon declaraciones de médicos, investigadores de la salud pública y epidemiológicos, entre otros. La mayor discusión se daba sobre si el glisfosato podía producir cáncer o no.

Y es que no todos están de acuerdo con el estudio en el cual basó su demanda Johnson. Un buen ejemplo de esto es que la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. concluyó un estudio -en septiembre del año 2017-, en el que se afirma que el glisfosato probablemente no era cancerígeno. Lo importante es que tanto este estudio, como el de 2015 en el que se basó la demanda, no pudieron ser concluyentes, por lo que aún no se sabe a ciencia cierta cuál de los dos tiene razón.

El esperado veredicto

El veredicto llegó después de que el Tribunal Superior de San Francisco deliberara por tres días, después de los cuales la juez Suzanne Ramos Bolanos leyó el veredicto, donde se afirma que Monsanto omitió advertir a sus consumidores -en este caso puntual, a Johnson– sobre los riesgos de cáncer que tenía el uso de su herbicidas.

CBS News

Esto confirma que al menos un juzgado en el mundo encontró que el glifosato representa un peligro sustancial para los consumidores, además de decir que hay pruebas claras y convincentes de que la empresa habría ocultado esto a propósito. Algo que podría sentar precedentes para el futuro de este tipo de demandas.

Brent Wisner, uno de los abogados de Johnson, emitió un comunicado en el que dice que los jurados por primera vez habían visto documentos internos de la compañía: “demostrando que Monsanto sabía desde hace décadas que el glifosato -y en consecuencia su producto Roundup-, podrían causar cáncer”. Después llamó a Monsanto a que ponga primero la seguridad de sus consumidores, por sobre las ganancias, en especial porque prevé que unas 5.000 personas ahora podrían demandar a la compañía.

Monsanto por su parte, también emitió un comunicado, diciendo que:

“La decisión de hoy no cambia el hecho de que más de 800 estudios y revisiones científicas respalden el hecho de que el glifosato no causa cáncer y no causó el cáncer del señor Johnson

Mientras que Bayer, la propietaria de Monstanto, dijo que los herbicidas que comercializan son completamente seguros.

“Sobre la base de las conclusiones científicas, las opiniones de las autoridades reguladoras en todo el mundo y la experiencia práctica de décadas usando glifosato, Bayer está convencido de que el glifosato es seguro y no causa cáncer“.

Mira también

Estudios confirman que cuidar a los nietos ayuda a los abuelitos a vivir más y estresarse menos

La gran mayoría de las personas que se convierte en abuelos ha cuidado alguna vez a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.