miércoles , octubre 17 2018
INICIO / VIRALES / Durante décadas ocultó un oscuro secreto. Antes de suicidarse, se aseguró de que el mundo lo supiera

Durante décadas ocultó un oscuro secreto. Antes de suicidarse, se aseguró de que el mundo lo supiera

En un pequeño pueblo de Alaska, un hombre llamado Rick Martin soportó por años el trauma de haber conocido a Karl Ward, un superintendente escolar que arruinó su vida para siempre. Aunque intentó salir adelante y rehacer su vida, no lo logró. Y tras años de sufrimiento, decidió suicidarse.

Pero no sin antes revelar el más oscuro secreto de aquel hombre que todos veneraban en Haines, el pueblo pesquero al sureste de Alaska.

Desde hace años que Martin tenía problemas psicológicos, y aunque estaba casado y eso podría ser un indicio de que había superado ciertos traumas, el hombre de 60 años no podía cargar con el peso de haber sido abusado por décadas cuando pequeño por alguien en quien él, y otros alumnos confiaban.

Facebook @Rick Martin

Por eso, cuando planeó su muerte, quiso contarle a todo el mundo lo que había sufrido, esperando que comprendieran su terrible y difícil decisión. Tomó su celular y antes de morir grabó un video con sus últimas palabras, que revelaban gráficamente lo que Ward le había hecho.

Tras su muerte -ocurrida en marzo de este año- su viuda, Rene, quien actualmente se desempeña como directora en Haines, inició una conversación sobre salud mental y abuso en la escuela, pues Ward había trabajado en el recinto escolar durante más de 20 años e incluso había llegado a ser superintendente entre 1960 y 1970, según Chilkat Valley News, y jamás alguien había confesado ser una de sus víctimas.

Handout

Pero luego de que la grabación de Martin salió a la luz, dio pie para que al menos otras cinco personas revelaran haber sufrido sus mismos abusos cuando eran adolescentes. Sin embargo, sólo hablaron luego de que Kyle Clayton, de Chilkat Valley News comenzara a entrevistar persona por persona tras contactarlos por el anuario escolar. De esta forma, un hombre llamado Craig Loomis contó que Ward invitaba a los estudiantes a su casa y les ofrecía alcohol. Fue en una de esas oportunidades, que el hombre “lo tocó de manera inapropiada”.

AP

Por otra parte, algunos de los 1.740 residentes de Haine, dijeron al periódico que habían escuchado acusaciones sobre Ward. Otros, en tanto, decían que era un hombre digno de admirar. Y la escuela lo hacía, ya que según las palabras de Rene, la viuda de Martin, en una oportunidad en que su marido trabajó como conserje en la escuela, le reveló que le era muy difícil ver un cartel en homenaje a Ward fuera del gimnasio.

Finalmente, como las acusaciones datan de hace 30 o 40 años, y Karl Ward murió en 1997, Heath Scott, jefe de la policía, declaró que no tiene motivos para dudar de las acusaciones, pero aclaró que no hay nada que investigar, ni razones para sospechar de algún tipo de encubrimiento, según consigna EMOL.

AP

Lo cierto, es que haber guardado el secreto por tantos años en una sociedad que probablemente juzgaría a la víctima, terminó por acabar con la vida de un hombre inocente. Y al respecto, la junta escolar ofreció disculpas públicas, diciendo que el distrito debe aprender de esta “situación desgarradora”. “No podemos seguir aceptando una cultura de silencio sobre el abuso sexual”, dice la declaración.

Por ahora, la placa fuera del gimnasio que llevaba el nombre de Ward, fue removida de su lugar.

 

Mira también

¡Olvídate de las calabazas! Ahora las piñas lucen más terroríficas y aterradoras para Halloween

Si eres una amante de Halloween ya notaste que el calendario cambió a octubre y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.