jueves , octubre 18 2018
INICIO / VIRALES / Dejó a su perro en el auto “por un momento”. Él aulló agobiado, pero sacar la nariz lo mantuvo vivo

Dejó a su perro en el auto “por un momento”. Él aulló agobiado, pero sacar la nariz lo mantuvo vivo

Desgraciadamente la historia es antigua, pero también ha sido recorrida y revisada miles de veces: alguien sale de compras, entremedio, aprovecha de pasear a su perro. Llegan a la tienda. El amo sabe que no puede entrar con su mascota. Tantea la temperatura y hace conjeturas sobre lo que un perro podría aguantar en un auto caliente. Afuera hacen más de 30ºC. En el auto, la temperatura también tiende a subir. “Pero si yo lo aguanto”, piensa, “él también podrá”. Después de todo, bajarse y hacer un par de compras no demanda tanto tiempo. Sabe que nada saldrá mal. 

Luego, todo se pone un poco difuso. El destino del perro suele depender de si alguien lo ve, y piensa que debe hacer algo al respecto. En ese caso, la mayoría de las veces las personas que pasan por fuera del auto logran romper un vidrio, o forzar una puerta para dejar salir al perro quien, casi siempre, ladra o llora por el ahogo y la sofocación. Los menos afortunados, alejados de la mano y el criterio de alguien que los ayude, mueren sofocados.

Sainsbury

En el estacionamiento de un local de Sainsbury, una reconocida cadena de supermercados ingleses, casi hubo un desenlace muy parecido. Un testigo, que pidió no ser identificado, oyó a lo lejos los aullidos dolorosos de un perro. La tarde del domingo comenzaba a agitarse. El cliente se acercó al auto y vio al perro desesperado. Se preocupó, pero tuvo miedo de golpear el vidrio. Se quedó fuera del auto, tomó fotos y contó el tiempo que el dueño se demoraba en llegar. 20 minutos después, apareció el amo del animal.

Bristol Live

Preocupado por escuchar los gritos de su perro, y ver que alguien estaba fuera del auto esperándolo, pensó en lo peor: su perro agonizaba y todo era su culpa. Afortunadamente, cuando corrió a abrir la puerta, el perro logró salir sin más problemas que su notable cansancio a tomar el aire fresco. 

Según el cliente que oyó los gritos:

“Pude oír al perro llorando y aullando, y podía ver que la ventana del auto solo estaba un poco abierta. Tomé el tiempo que el perro estuvo en el auto. Fueron cerca de 20 minutos hasta que llegó su dueño a liberarlo”.

Las opiniones de los profesionales

A pesar de que muchas personas puedan subestimar el poder del calor encerrado, y las capacidades de un animal para resistirlo, diferentes entidades que velan por los derechos animales se han preocupado por hacerles entender a todos los amos a lo largo del mundo que no dejen solos a sus perros en el auto.

Según la RSPCA (Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad contra los Animales), ni siquiera un par de minutos son un tiempo adecuado para que un animal permanezca en un auto. Una vocera de la sociedad dio sus declaraciones al Daily Mirror, y condenó abiertamente la situación:

“Es importante recordar no dejar a ningún animal en un auto, una caravana, o cualquier dependencia donde las temperaturas puedan subir rápidamente, incluso si no se siente demasiado caluroso afuera.

Por ejemplo, cuando hay 22ºC afuera, dentro del vehículo pueden alcanzar los 47ºC. Y eso puede provocar la muerte.”

Bristol Live

En una entrevista para el suplemento Verne, del diario español El País, el veterinario Javier Belver, del Hospital Veterinario Arturo Soria de Madrid, contó que, generalmente, los dueños sobreestiman las capacidades de los animales para sobreponerse ante el calor. Si bien es cierto que los perros tienen una temperatura corporal cercana a los 39ºC, no aguantan tan bien el calor como los seres humanos. Los perros (y otros animales domésticos, como los gatos), a diferencia de nosotros, no tienen glándulas sudoríparas por todo el cuerpo. Las concentran en sus patas y su boca.

Esto hace que, en ocasiones, los animales puedan sufrir de un golpe de calor. Esto se puede identificar viendo cómo se comportan: si ves que tu perro busca demasiado la sombra, o no quiere continuar con el paseo; si está con la cabeza gacha, un poco atontado, y es incapaz de caminar en línea recta, probablemente el animal esté sufriendo por las temperaturas. Puede ser que también jadee y sude mucho. En los casos más graves, puede presentar sangrado en su piel, mucosas o heces.

Los perros, al ser los animales domésticos más inquietos, y que más pasan en la calle, de inmediato se convierten en los más expuestos a sufrir un golpe de calor. La mejor forma, es hacerlo de forma progresiva (poniendo toallas húmedas en las almohadillas de sus patas y en su cuello), jamás hay que pulverizarlos con agua fría. 

Twitter/@Guardia Civil

Sentido común contra la ley

Muchas personas suelen preguntarse si, al encontrar a un perro encerrado en un auto, pueden quebrar el vidrio para abrir la puerta y dejarlo salir. Según lo que dice la RSPCA, lo mejor es llamar de inmediato a emergencias, y notificar del estado del perro (muchos países tienen legislaciones que protegen a los animales y que, a pesar de no ser tan conocidas por la población, pueden consultarse). La organización recomienda ser mucho más rápido con las llamadas en caso de que el perro esté aletargado, vomitando, o demasiado entorpecido (un golpe de calor puede provocarle una falla masiva de órganos).

Si la policía no responde o demora demasiado, la única salida es romper uno mismo el vidrio del auto. Sin embargo, es importante considerar que, si el perro no está en un estado crítico, y dependiendo de la legislación de cada país, esto podría ser considerado como un acto criminal. Por esto mismo, es importante asegurarse de tener testigos al momento de hacerlo, o tomar fotos como evidencia de que el acto fue justificado. En ese caso, puede ser que el dueño esté de acuerdo con el daño a su propiedad, y no ponga ninguna queja al respecto. 

Bristol Live

Una vez que el perro esté fuera del auto, hay que llevarlo a una zona sombreada, y darle agua fresca en pequeñas cantidades. Lo más probable es que el perro no presente señales de estar teniendo un ataque, pero de todos modos es importante considerar cuánto tiempo estuvo en el auto y registrarlo, para que un veterinario lo revise. 

Los casos de perros atrapados en autos son mucho más comunes de lo que creemos, y debemos tomar conciencia. Según la RSPCA, se notifica de un perro atrapado en un auto cada hora.

Mira también

¡Olvídate de las calabazas! Ahora las piñas lucen más terroríficas y aterradoras para Halloween

Si eres una amante de Halloween ya notaste que el calendario cambió a octubre y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.